PARQUE NACIONAL NAHUEL HUAPI

EL PARQUE

El Parque Nacional Nahuel Huapi fué creado en el año 1934, ampliando el ya existente Parque Nacional del Sur, uno de los primeros de América, cuyo orígen (1922) fue el principio del sistema de Parques Nacionales argentino.

El territorio que hoy abarca 705.000 has., comprendía aquel primer Parque de 8.500 has., que había sido donado por el Perito Francisco Pascasio Moreno al Estado Nacional, con expreso pedido que fuera conservado a posteridad como parque público. El nombre Nahuel Huapi proviene del mapuche, significa “isla del tigre”.

FLORA

Los bosques del Parque Nacional Nahuel Huapi están dominados por tres especies de árboles: la lenga (Nothofgus pumillo), el coihue (Nothofagus dombeyi) y el ñire (Nothofagus antártica). Existen, sin embargo, reductos donde se desarrollan otros tipos de bosques. Un caso que merece especial atención es el interesante arrayanal de la Península de Quetrihué, que por su alto valor ecológico consituye un Parque Nacional propio (Los Arrayanes).

Lo más común es que formen bosques mixtos, es decir varias especies en el mismo. Pero también suelen darse pequeños bosques puros, de una sola especie.

FAUNA

Este Parque Nacional, además de tener importantes paisajes, exuberantes bosques y lagos cristalinos, está habitado por un elenco muy particular de animales que se han desarrollado juntamente con el paisaje. La zona tiene una considerable diversidad de especies. Por razones tanto climáticas como biogeográficas y evolutivas, esa diversidad es menor que la existente en el centro y norte del país.

Habitan en el parque unas 200 especies de vertebrados, unas 120 de aves, unas 42 de mamíferos, 13 de anfibios, 12 de reptiles y 11 de peces. Varias de ellas son exclusivas de los bosques andino-patagónicos de orígen.

GEOGRAFÍA

La orografía de este Parque se encuentra fuertemente afectada por los glaciares que ocuparon toda la superficie y que iniciaron su retroceso hace 10.000 años.

Vestigios de esos glaciares pueden hallarse todavía en los cerros Tronador, Bonete y Falkner, entre otros. Por las características de los cordones montañosos, las numerosas cuencas lacustres desaguan tanto hacia el Pacífico como hacia el Atlántico. Entre las alturas principales se encuentra el Tronador (3.553 msm) y el Catedral Sur (2.388 msnm).